viernes, 17 de marzo de 2017

[LEIJIVERSO] Parte I: El Inicio de una Leyenda... La Reina de los 1000 Años



¡Un saludo y bienvenidos a La Bandera de la Libertad!

Hace unos días comenzamos finalmente nuestro largamente proyectada serie de especiales dedicada al Leijiverso, el universo compartido conformado por las obras del gran maestro Leiji Matsumoto. Y tras la publicación del post central e introductorio, como ya dijimos, empezamos ahora a publicar los artículos específicos en los que hablaremos de forma individualizada de cada obra del Leijiverso

Adelantamos también que no seguiremos un criterio cronológico para estos artículos, sino temático, tratando de seguir las historias de los protagonistas de este vasto mundo, pues nos parece el modo óptimo para exponer el desarrollo de la historia y las relaciones entre las obras.

En algunos artículos hablaremos de una sola obra, como en este caso, mientras que en otros nos parece más adecuado comentar varias juntas por su estrecha relación.

Así pues, dedicamos este primer artículo del especial, como no podía ser de otro modo, a la pieza del puzle que da el pistoletazo de salida a todos los acontecimientos de la Era Espacial del Leijiverso. Por supuesto, hablamos de la historia de La Andromeda Promethium II, Shin Taketori Monogatari: 1000-nen Joo, también conocida como Queen Millennia

Antes de comenzar, recordad que podéis pasaros por el post introductorio para consultar los pormenores generales del especial y, si lo necesitáis, el eje cronológico que proponemos para situar en el tiempo las obras.


Shin Taketori Monogatari: 1000-nen Joo (Queen Millennia)


Shin Taketori Monogatari: 1000-nen Joo (La Nueva Leyenda del Cortador de Bambú: La Reina de los 1000 Años), conocida frecuentemente con su nombre en inglés, más breve, Queen Millennia, es una de las obras principales de Leiji Matsumoto, si bien no la más conocida. Publicado entre 1980 y 1983 y recopilado en 5 tomos, el manga original fue adaptado a la animación tanto en formato de serie de televisión como en formato de película.

Exponemos a continuación la historia de esta obra. Encontraréis primero una breve sinopsis del planteamiento, libre de spoilers, y después un resumen somero del argumento. Nuestra recomendación para que podáis entender las relaciones del Leijiverso es leerlo todo y olvidaros del tema de los spoilers, ya que no son lo importante en este conjunto de obras. Pero queda a vuestra elección.

La historia

<< Año 1999 d.C. Un grupo de astrónomos japoneses, liderados por el profesor Amamori, descubre un cuerpo celeste de grandes dimensiones aproximándose a la Tierra a gran velocidad, identificado como un nuevo planeta del Sistema Solar, con una particular y anómala órbita excéntrica que provoca que tarde 1000 años terrestres en completar su ciclo de traslación. La colisión entre este planeta, La Metal, y la Tierra parece inminente: se producirá el 9 de septiembre de 1999 a las 9 horas, 9 minutos y 9 segundos… >>
Una vez cada 1000 años, cuando La Metal se aproxima a la Tierra, una joven lametaliana es enviada al planeta para gobernarlo en secreto, convirtiéndose en la protectora de la humanidad durante ese periodo de un milenio como la Reina de los Mil Años. Su objetivo último durante su reinado es el de prepararlo todo para la migración de una ingente cantidad de humanos hacia La Metal en calidad de esclavos, para que se encarguen del mantenimiento del planeta durante los 1000 años de invierno, tiempo que los lametalianos pasan en estado de suspensión vital en espera de la breve primavera que vive su mundo al aproximarse al Sol.


La actual Reina de los Mil Años, La Andromeda Promethium II, conocida entre los humanos como Yayoi Yukino, trabaja encubierta como la ayudante del profesor Amamori, que ahora se afana por encontrar algún medio para salvar la Tierra de la destrucción.

Con ayuda de su hermana Selene (quien originalmente iba a ostentar el cargo de Reina de los Mil Años) y de Hajime Amamori, el joven sobrino del profesor, Promethium/Yayoi toma la difícil decisión de rebelarse contra su pueblo y contra las órdenes de su propia madre, la reina La-Rela, al descubrir que las intenciones de esta son erradicar a la humanidad y trasladar la civilización de La Metal a la Tierra para no volver a sufrir los largos inviernos de un milenio. Promethium decide posicionarse del lado del planeta que la ha acogido cálidamente durante los últimos mil años.

Más allá de los planes de la reina, ambos planetas están a punto de colisionar por la influencia que sobre la órbita del planeta La Metal ejerce un agujero negro, tomado como una deidad por los lametalianos. Las veces que esto sucedió anteriormente, el choque ocasionó en la Tierra grandes cambios, como la formación de los continentes o la extinción de los dinosaurios, por lo que de suceder de nuevo, la humanidad estaría irremediablemente condenada.

Comienza entonces una guerra entre las fuerzas de La Metal y La Reina de los Mil Años, que se vale de sus propios recursos para enfrentar a sus antiguos compatriotas, al mismo tiempo que se traza un plan para desviar la trayectoria del agujero negro.

Una vez logrado su objetivo y ante la rendición de la reina La-Rela, la Tierra se ha salvado de la amenaza, pero La Andromeda Promethium II, Yayoi Yukino, debe regresar a La Metal, ahora completamente desviado de su órbita original y condenado por tanto a la deriva por el espacio en un invierno eterno

Queen Millennia en el Leijiverso

La relación de esta obra con el conjunto del Leijiverso es básica y fundamental, pues su situación cronológica la posiciona como el inicio de todo. Si bien veremos en futuras entregas, como indicamos anteriormente en el eje cronológico, que hay eslabones situados temporalmente antes de 1999, es esta obra la que da el pistoletazo de salida al épico relato espacial que abarcará más de un milenio.

Shin Taketori Monogatari: 1000-nen Joo narra el primer momento en el que la Tierra fue amenazada por la invasión de una civilización alienígena más desarrollada tecnológicamente, lo cual será una constante en los siglos posteriores (Gamilas, Illumidas, Mazon, etc.). A partir de este momento, en las primeras décadas del siglo XXI, como veremos en Submarine Super 99 y DNA Sights 999.9, la Humanidad comenzaría a desarrollar su tecnología a gran velocidad, alcanzando rápidamente la Era Espacial en la que se ambientará la mayor parte de nuestro relato.

Pero no acaba ahí la cosa, ni mucho menos, pues Queen Millennia guarda una relación mucho mayor y mucho más íntima con el posterior desarrollo de la historia. Como descubriríamos en las OVA’s Maetel Legend, de las que hablaremos en el próximo artículo, tras salvar a la Tierra, La Andromeda Promethium II acabaría convirtiéndose en la soberana de La Metal, planeta que, recordemos, ya se ha salido de su órbita milenaria y ahora vaga sin rumbo por el infinito mar de estrellas, condenado al eterno invierno.

Veremos entonces cómo Promethium llegó a dar a luz a dos hijas gemelas, a las que llamó Emeraldas y Maetel, fundamentales personajes de las obras principales del Leijiverso, y cómo, desesperada, acabó sucumbiendo a los hombres mecanizados,  convirtiéndose en la Reina Mecánica que amenazaría el universo.

Así, Queen Millennia nos cuenta el origen de una de las villanas principales del Leijiverso, antes de que sucumbiera a la oscuridad. Además, la dualidad que se presenta entre Promethium y su hermana Selene nos adelanta ya la dupla compuesta por las hermanas Emeraldas y Maetel y su aciago destino enfrentadas a las ambiciones de su madre, al igual que hicieran su madre y su tía al alzarse contra La-Rela.

Las versiones y propuesta de visionado

Para conocer la historia de Yayoi Yukino/La Andromeda Promethium II contamos con tres versiones posibles: el manga original, el anime de televisión y la película animada.

Empezando por el manga, publicado en Japón entre 1980 y 1983 y recopilado originalmente en 5 tomos, es la obra original de Leiji Matsumoto. Podemos afirmar por experiencia propia, además, que es una de las mejores piezas del Leijiverso en lo que a manga se refiere, si bien no sea de las más conocidas. ¿El único problema? Que en Occidente únicamente está licenciado en Italia en una edición de tres tomos, bajo el título de La Regina dei 1000 Anni. Si sabéis italiano u os creéis capaces de entenderlo a pesar de no haber estudiado el idioma (como es nuestro caso), os recomendamos fervientemente conseguir los tomos y leer esta gran obra en su formato original.

Por otro lado, tenemos la serie anime. Emitida entre 1981 y 1982, se trata de una adaptación, por lo que tenemos entendido (pues aún tenemos que verla), bastante fiel al manga, por lo que puede ser una buena alternativa si no podéis acceder a este. Consta de un total de 42 episodios, y para poder verla debéis saber que tan solo el fansub Live-eviL está trabajando en ella para subtitularla en inglés. Llevan algo más de la mitad, pero a un ritmo muy lento (hace unos 10 años desde que empezaron a traducirla). No obstante, podéis encontrar con relativa facilidad la serie completa doblada al español latinoamericano, con el título de La Princesa de los Mil Años. De este modo, podemos disfrutar de la serie sin problemas de comprensión.


Por último, tenemos la tercera versión disponible, la película animada de 1982 que adapta de forma condensada la historia del manga original, con ciertos cambios en el argumento para poder dar lugar a una película de dos horas perfectamente sólida por sí misma. Los cambios que se producen no resultan especialmente significativos, y hay que decir que esta película es una auténtica maravilla por sí sola. Es una alternativa perfectamente válida para familiarizarse con la historia de Promethium si no se puede acceder al manga, o para quien prefiera algo más rápido que la serie completa. En este caso, la película es fácilmente localizable subtitulada en español.

Ante la pregunta de qué ver, siempre responderemos que, si tenéis la ocasión, no elijáis una, sino que veáis/leáis todas las versiones, pues todas valen la pena y aportan, de un modo u otro, elementos al Leijiverso. No obstante, en este caso en específico podéis quedaros con cualquiera de las tres versiones, pues las tres contienen el aporte argumental necesario

Un importante aviso con SPOILER para aquellos que veáis la película y/o la serie: en estas versiones de la historia,
Evidentemente, esto genera un fallo de continuidad respecto a posteriores sagas, por lo que proponemos dos soluciones.

  • Lo más recomendable es que, simplemente, ignoréis el hecho específico de su muerte. En el manga no sucede, y por lo que veremos después en el Leijiverso, es evidente que La Andromeda Promethium II tiene que seguir viva después de los acontecimientos de su serie. ¿Por qué esto es lo más recomendable? Porque a lo largo de vuestro viaje por el Leijiverso tendréis que aprender a obviar ciertos elementos que generan problemas de continuidad de una historia a otra, pues es un universo que ha sido creado a lo largo de los años, con añadiduras y cambios, sin buscar siempre la cohesión argumental (aunque sí temática y estilística). Encontramos más de una versión de la muerte de Tochiro, del origen de la cicatriz de Emeraldas, del inicio de la relación entre los protagonistas, etc. Son detalles que será necesario dejar correr en pos de la historia principal.

  • La segunda opción nos la pone en bandeja el propio Leijiverso: si aceptamos la muerte de Promethium en 1999, entonces asumimos que La-Rela, tiempo después y ya de vuelta en La Metal, decidió clonar a su hija para que la sucediera en el trono. Sabemos que los lametalianos, una de las civilizaciones más antiguas y avanzadas del Leijiverso, cuentan con la tecnología necesaria para llevar a cabo la clonación humana, como se puede ver en Space Symphony Maetel





Y esto vendría siendo todo en esta primera entrega dedicada a La Andromeda Promethium II. Esperamos que os haya gustado y, sobre todo, que os esté resultando útil esta serie de especiales del Leijiverso. Y si tenéis alguna otra duda, no tengáis reparos en consultarlas en los comentarios.

Nos vemos próximamente con la segunda parte, en la que hablaremos de la historia de las hermanas Emeraldas y Maetel

¡Hasta la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada